DÍA DE LAS LIBRERÍAS

¡Nos vemos en las librerías!

día_de_las_librerias_web_cegal

Anuncios

PATRIA, PREMIO NACIONAL DE NOVELA 2017

9788490663196Patria, de Fernando Aramburu, ha sido galardonada con el Premio Nacional de Narrativa 2017 que otorga el ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El jurado ha destacado la obra galardonada “por la profundidad psicológica de los personajes, la tensión narrativa y la integración de los puntos de vista, así como por la voluntad de escribir una novela global sobre unos años convulsos en el País Vasco”. [https://www.elconfidencial.com/cultura/2017-10-17/patria-aramburu-eta-premio-nacional-narrativa_1462170/]

El curso pasado fue una de las lecturas del grupo de Leer Juntos del colegio.  Si todavía no la has leído, ¡te la recomendamos!, nos pareció una novela magnífica.

¿PRINCESAS IMPERFECTAS?

3Seguimos presentando los libros con los que vamos a trabajar a lo largo del curso, dentro de nuestro proyecto Otras princesas. Hoy os mostramos los cuentos que hemos seleccionado para darnos que cuenta de que hay otros modelos de príncipes y princesas.

Hace un tiempo os presentamos la colección Érase dos veces (Cuatro tuercas) que hace una revisión de los cuentos clásicos elaborando nuevas versiones.  Esta es una de las colecciones que hemos elegido para trabajar en las aulas.

También hemos seleccionado cuentos en los que las princesas están hartas de ser rosas y llevar zapatos.  Las nuestras prefieren viajar en moto y conocer mundo, así conoceremos Titiritesa, La princesa listilla, Una princesa en motocicleta, La princesa vestida con una bolsa de papel, ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa? o Las princesas también se tiran pedos. 

Y por último queremos reivindicar los gustos y los cuerpos diferentes, en niños y en niñas, así que nos encantan las orejas de Mara, la protagonista de Orejas de mariposa,  el cuerpo de Malena Ballena, o la pasión por el baile de Oliver en Oliver Button es una nena.

BIOGRAFÍAS DE MUJERES

20170919_174323

Hace unos días os contamos nuestro proyecto de biblioteca para este curso, Otras princesas. Ahora toca enseñar alguno de los libros que hemos seleccionado para ponerlo en marcha.  Comenzamos con la selección para trabajar biografías de Mujeres que hacen historia:

Valerosas.  Mujeres que solo hacen lo que ellas quieren, de Penélópe Bagieu (editorial Dib Bucks): Desde científicas, actrices o activistas, estas mujeres son valerosas, atrevidas, decididas y lucharon por conseguir sus sueños y salir adelante en sus respectivos periodos históricos. Muchas de ellas hicieron saltar por los aires los prejuicios sociales y nos demostraron que echarle valor y perseverancia no es cosa solo de hombres. Algunos ejemplos son: Wu Zetian, emperatriz china que creó un esbozo del actual derecho laboral e instauró los méritos para poder acceder a cargos públicos; Margaret Hamilton, la actriz “aterradora” especializada en papeles del mal que hizo de su extraña belleza un referente en Hollywood; o Agnodice, ginecóloga griega que tuvo que vestirse de hombre para poder trabajar y conseguir que las mujeres pudieran ejercer la medicina en su país. (más info) Continue reading “BIOGRAFÍAS DE MUJERES”

ÉRASE DOS VECES

Pablo y Belén tuvieron hijos, y de repente, se dieron cuenta de muchas cosas que hasta entonces, no habían pensado:

Cuando fuimos padres, nos cambió la vida. Comenzamos a tomar conciencia de cosas que antes no nos preocupaban: la barbaridad de coches que se pasan los pasos de cebra, la cantidad de ruidos que hay en la calle, las exigencias que se tienen con los niños, las mentiras que se les cuentan… y lo que se les lee antes de ir a dormir.

Un día rescatamos aquellos cuentos que en la memoria colectiva, esa que pocas veces cuestionamos, creíamos maravillosos. Y se los empezamos a leer a nuestra hija.

Casi sin darnos cuenta, le contábamos que la belleza es imprescindible en la vida, le decíamos que siempre tenía que esperar a que un hombre la rescatara, que debía ser sumisa y aceptar su destino. Le transmitíamos que no podía ser valiente, que el amor romántico la salvaría de cualquier desgracia y que debía llevar altos zapatos de tacón para gustar a los hombres. Le enseñábamos que a los niños se les abandona en el bosque, que debe obedecer siempre sin rechistar, que los lobos son malos y que debe temer a las brujas. Continue reading “ÉRASE DOS VECES”

LA FELICIDAD CLANDESTINA

Clarice_Lispector

¿Alguien más forma parte de la felicidad clandestina de Clarice Lispector?:

Ella era gorda, baja, pecosa y de pelo excesivamente crespo, medio amarillento. Tenía un busto enorme, mientras que todas nosotras todavía eramos chatas. Como si no fuese suficiente, por encima del pecho se llenaba de caramelos los dos bolsillos de la blusa. Pero poseía lo que a cualquier niña devoradora de historietas le habría gustado tener: un padre dueño de una librería.

No lo aprovechaba mucho. Y nosotras todavía menos: incluso para los cumpleaños, en vez de un librito barato por lo menos, nos entregaba una postal de la tienda del padre. Encima siempre era un paisaje de Recife, la ciudad donde vivíamos, con sus puentes más que vistos.

Detrás escribía con letra elaboradísima palabras como “fecha natalicio” y “recuerdos”.

Pero qué talento tenía para la crueldad. Mientras haciendo barullo chupaba caramelos, toda ella era pura venganza. Cómo nos debía odiar esa niña a nosotras, que éramos imperdonablemente monas, altas, de cabello libre. Conmigo ejerció su sadismo con una serena ferocidad. En mi ansiedad por leer, yo no me daba cuenta de las humillaciones que me imponía: seguía pidiéndole prestados los libros que a ella no le interesaban.

Hasta que le llegó el día magno de empezar a infligirme una tortura china. Como al pasar, me informó que tenía Las travesuras de Naricita, de Monteiro Lobato.

Era un libro gordo, válgame Dios, era un libro para quedarse a vivir con él, para comer, para dormir con él. Y totalmente por encima de mis posibilidades. Me dijo que si al día siguiente pasaba por la casa de ella me lo prestaría.

Hasta el día siguiente, de alegría, yo estuve transformada en la misma esperanza: no vivía, flotaba lentamente en un mar suave, las olas me transportaban de un lado a otro.

Literalmente corriendo, al día siguiente fui a su casa. No vivía en un apartamento, como yo, sino en una casa. No me hizo pasar. Con la mirada fija en la mía, me dijo que le había prestado el libro a otra niña y que volviera a buscarlo al día siguiente. Boquiabierta, yo me fui despacio, pero al poco rato la esperanza había vuelto a apoderarse de mí por completo y ya caminaba por la calle a saltos, que era mi manera extraña de caminar por las calles de Recife. Esa vez no me caí: me guiaba la promesa del libro, llegaría el día siguiente, los siguientes serían después mi vida entera, me esperaba el amor por el mundo, y no me caí una sola vez.

Pero las cosas no fueron tan sencillas. El plan secreto de la hija del dueño de la librería era sereno y diabólico. Al día siguiente allí estaba yo en la puerta de su casa, con una sonrisa y el corazón palpitante. Todo para oír la tranquila respuesta: que el libro no se hallaba aún en su poder, que volviese al día siguiente. Poco me imaginaba yo que más tarde, en el curso de la vida, el drama del “día siguiente” iba a repetirse para mi corazón palpitante otras veces como aquélla.

Y así seguimos. ¿Cuánto tiempo? Yo iba a su casa todos los días, sin faltar ni uno. A veces ella decía: Pues el libro estuvo conmigo ayer por la tarde, pero como tú no has venido hasta esta mañana se lo presté a otra niña. Y yo, que era propensa a las ojeras, sentía cómo las ojeras se ahondaban bajo mis ojos sorprendidos.

Hasta que un día, cuando yo estaba en la puerta de la casa de ella oyendo silenciosa, humildemente, su negativa, apareció la madre. Debía de extrañarle la presencia muda y cotidiana de esa niña en la puerta de su casa. Nos pidió explicaciones a las dos. Hubo una confusión silenciosa, entrecortado de palabras poco aclaratorias. A la señora le resultaba cada vez más extraño el hecho de no entender. Hasta que, madre buena, entendió al fin. Se volvió hacia la hija y con enorme sorpresa exclamó: ¡Pero si ese libro no ha salido nunca de casa y tú ni siquiera querías leerlo!

Y lo peor para la mujer no era el descubrimiento de lo que pasaba. Debía de ser el horrorizado descubrimiento de la hija que tenía. Nos espiaba en silencio: la potencia de perversidad de su hija desconocida, la niña rubia de pie ante la puerta, exhausta, al viento de las calles de Recife. Fue entonces cuando, recobrándose al fin, firme y serena, le ordenó a su hija:

-Vas a prestar ahora mismo ese libro.

Y a mí:

-Y tú te quedas con el libro todo el tiempo que quieras. ¿Entendido?

Eso era más valioso que si me hubiesen regalado el libro: “el tiempo que quieras” es todo lo que una persona, grande o pequeña, puede tener la osadía de querer.

¿Cómo contar lo que siguió? Yo estaba atontada y fue así como recibí el libro en la mano. Creo que no dije nada. Cogí el libro. No, no partí saltando como siempre. Me fui caminando muy despacio. Sé que sostenía el grueso libro con las dos manos, apretándolo contra el pecho. Poco importa también cuánto tardé en llegar a casa. Tenía el pecho caliente, el corazón pensativo.

Al llegar a casa no empecé a leer. Simulaba que no lo tenía, únicamente para sentir después el sobresalto de tenerlo. Horas más tarde lo abrí, leí unas líneas maravillosas, volví a cerrarlo, me fui a pasear por la casa, lo postergué más aún yendo a comer pan con mantequilla, fingí no saber dónde había guardado el libro, lo encontraba, lo abría por unos instantes. Creaba los obstáculos más falsos para esa cosa clandestina que era la felicidad. Para mí la felicidad siempre habría de ser clandestina. Era como si yo lo presintiera. ¡Cuánto me demoré! Vivía en el aire… había en mí orgullo y pudor. Yo era una reina delicada.

A veces me sentaba en la hamaca para balancearme con el libro abierto en el regazo, sin tocarlo, en un éxtasis purísimo. No era más una niña con un libro: era una mujer con su amante.

Felicidad clandestina es uno de los cuentos reunidos en la biblioteca Clarice Lispector de la editorial Siruela

IMÁGENES DE CUENTO

imagesEl Centro de Historias de Zaragoza acoge hasta el próximo 23 de abril la exposición Imágenes de cuento, diez años de ilustración infantil, con la que se conmemora el décimo aniversario de la editorial aragonesa Apila, especializada en álbum ilustrado infantil.

Se trata de muestra de la ilustración infantil impulsada desde Aragón en la última década, siendo un homenaje a los ilustradores y a su trabajo.

Apila Ediciones nació en el año 2007 de la mano de Eduardo Flores y Raquel Garrido, profesores de la Escuela de Arte y de la Escuela Superior de Diseño de Zaragoza, con el objeto de dedicarse en
exclusiva a la edición de álbum infantil ilustrado y con la preocupación de cuidar la calidad literaria y plástica de los libros que publican y, al mismo tiempo, fomentar la carrera de jóvenes ilustradores.

A lo largo de su existencia, la Editorial Apila ha publicado más de cuarenta títulos, algunos imprescindibles como Monstruo Rosa o Willi, el Perro Casi Verde.

Más información

PARA EL 8 DE MARZO… LAS CHICAS SON GUERRERAS

egt37445Hipatia de Alejandría, la primera científica.

Nelly Bly, que dio la vuelta al mundo en 72 días.

Marie Curie, ganadora del Nobel dos veces.

Lottie Dod, la deportista más versátil de todos los tiempos.

Alice Guy, la primera directora de cine.

Virginia Woolf, una de las autoras más destacadas del modernismo literario del sigo XX.

Coco Chanel, revolucionó el mundo de la moda.

Y así hasta 26 mujeres que cambiaron el mundo.  ¿Quieres conocerlas?

las-chicas-son-guerreras

 

Dicen las autoras… Continue reading “PARA EL 8 DE MARZO… LAS CHICAS SON GUERRERAS”

TALLER DE PAPIROFLEXIA EN LA BIBLIOTECA MUNICIPAL

preview2¿Te gustaría hacer un árbol de navidad con libros reciclados?

Si la respuesta es afirmativa, acércate el viernes 16 de diciembre, a las 18 h,la biblioteca Inocencio Ruiz Lasala, dónde podrás disfrutar de un  taller de papiroflexia, a cargo de la Escuela Museo de Origami de Zaragoza.

Las plazas son limitadas, así que ponte cuanto antes en contacto con la biblioteca para apuntarte.